Dos años tras el inicio de la I Edición del Máster

Hoy queremos aprovechar este espacio para hacer un balance de estos dos años que han pasado desde que comenzó el Máster en Intervención Psicológica Integral en Enfermedades Poco Frecuentes, y para ello, hemos contado con la colaboración de los alumnos de la I Edición.

“Para mí, el máster ha sido un paso muy importante entre el ámbito académico y el profesional, ya que me ha permitido adquirir las herramientas necesarias para el abordaje de la psicología en el día a día. Además, la metodología de carácter predominantemente práctico, las numerosas áreas de intervención, conocer cómo funcionan los diferentes servicios y entidades, asistir a actos, tener contacto directo y cercano con los profesionales, y conocer experiencias en primera persona me han permitido desarrollarme como persona y mejorar como profesional. Resumiría esta experiencia como una etapa de continuo crecimiento personal y profesional” Estela del Valle.

A través de las palabras de Estela, queremos agradecer la ayuda de numerosos profesionales de la Federación Española de Enfermedades Raras, de la Universidad de Sevilla y de otras entidades que se han volcado y han querido acompañar a nuestros 17 alumnos de la primera edición en este camino de formación, aportando cada uno lo mejor de ellos.

“Me adentré en este máster esperando un proceso de formación completo e interesante, buscaba algo distinto. A medida que avanzaban las clases me di cuenta que ese máster era mucho más. Me enseñó en mi esfera profesional y, además, en la personal.

Muchas gracias al equipo de profesionales que tanto nos han enseñado, a las familias que han decidido compartir con nosotros su historia, mostrándonos su realidad. Además, gracias a los directores por todo lo que se han volcado con nosotros y, hoy día, siguen haciéndolo. Y a mis compañeros que tanto me han aportado y por todo lo que estoy segura que nos depara de aquí en adelante”. Alejandra Muñoz

Como destaca Alejandra, los profesionales han aportado a los alumnos las herramientas y estrategias necesarias para poder intervenir con las familias. Sin embargo, el hecho de que las familias hayan querido compartir su historia con ellos, sus experiencias, los obstáculos con los que se han encontrado, sus miedos y su esperanza, han hecho enriquecer de manera excepcional el proceso de formación. Este acercamiento les ha hecho comprender aún más su realidad y conocer cómo es el día a día de las personas que conviven con una enfermedad poco frecuente.

“Una experiencia enriquecedora en todas las áreas de mi vida. Un proyecto para nunca olvidar la esencia de nuestra profesión: la humanidad”. Ana Gutiérrez.

Aprovechando las palabras de nuestra alumna Ana, los alumnos han aprendido otros aspectos transversales durante el máster. Ella destaca la humanidad, en un sentido de que tenemos que tratar a las personas como lo que son, personas con pleno derecho de ejercer su autonomía personal.

Otra de nuestras alumnas destaca el gran tejido de profesionales que han formado, como nos ha querido resaltar Beatriz Falces “Los lazos que se formaron entre nosotros han dado esperanza y roto barreras”. Hecho que coincide con otras dos alumnas, en este caso, Miriam Gutiérrez y Nazareth Pareja, que conjuntamente nos regalan la siguiente reflexión: “Si caminas solo irás más rápido, si caminas acompañado irás más lejos”. Este hecho no es solo aplicable a la red de profesionales, sino también a algo que han aprendido durante el máster, a la fuerza del movimiento asociativo, ya que la unión de las personas es un altavoz más potente para hacer oír y luchar por los derechos de todas las personas afectadas por una enfermedad minoritaria.

Y para finalizar, hemos querido preguntar directamente al resto de nuestros alumnos “Y a ti, ¿qué te ha aportado el máster?” Gracias a Ana Isabel, Regla, Sandra y Sara.

El máster crea un punto de inflexión, te aporta emociones muy intensas” Ana Isabel Moreno.

“Un regalo en forma de trabajo, esfuerzo y de transformación profesional, pero, sobre todo, personal” Regla Garci.

“Ha sido la oportunidad perfecta para entrar en un mundo del que nunca quieres salir. Aporta felicidad, satisfacción y la unión con un grupo de profesionales que me siguen dando muchísimo a día de hoy” Sandra Álvarez-Rementería.

“Ha sido un privilegio poder ser alumna de este máster. Oportunidad, confianza y cambio personal han afianzado en mí”. Sara Osuna.