Estrategias de sensibilización escolar: entrevista a Irene Rodríguez

Hace algunas entradas hablamos de la importancia de la inclusión y la sensibilización escolar. A lo largo de ésta, nos centraremos en las estrategias de sensibilización escolar que se llevan a cabo desde FEDER.

Así pues, destacamos dos de las líneas de acción de FEDER orientadas a la sensibilización escolar. En primer lugar, el proyecto “Las enfermedades raras van al cole”. Busca conseguir la sensibilización y la inclusión del alumnado con ER durante la etapa escolar. Va dirigido al alumnado de 1º y 2º de primaria, y se lleva a cabo por voluntarios, con la ayuda de los tutores y profesores de los distintos centros educativos, quienes cuentan a los niños el cuento de Federito, un trébol diferente a los demás, ya que tiene cuatro hojas. Tras la lectura del cuento, se llevan a cabo una serie de actividades con todos los alumnos.

Por otro lado, la iniciativa “Asume un reto poco frecuente”, que cuenta con el apoyo de la Fundación Genzyme, va dirigida al alumnado de secundaria y bachillerato. Se trata de una serie de actividades realizadas en cuatro pasos, que necesitan de la colaboración tanto del alumnado como del profesorado para la elaboración de un proyecto de apoyo a personas en riesgo de exclusión social. Los pasos en que se estructuran son los siguientes:

  1. ¿Qué es eso de las enfermedades raras?
  2. ¿Cómo se sienten los chicos con enfermedades raras?
  3. ¿Cómo podemos ayudarles?
  4. Hazte reportero por la causa.

En cada uno de estos pasos se llevan a cabo una serie de actividades que buscan la concienciación, sensibilización, compromiso, colaboración, etc.

En relación a éste segundo proyecto, realizamos una breve entrevista a Irene Rodríguez, técnico de FEDER Andalucía, quien acudió como ponente a las IV Jornada de Psicología y Enfermedades Raras celebradas el 30 de octubre de 2015 en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Sevilla. Durante su ponencia, Irene expuso las diferentes acciones que FEDER lleva a cabo para facilitar la sensibilización escolar, centrándose en la iniciativa “Asume un reto poco frecuente”.

A continuación os dejamos la entrevista, que resume brevemente los contenidos recogidos anteriormente.

¿Por qué es importante dar a conocer las enfermedades poco frecuentes en el entorno escolar?

Para favorecer la integración del menor en el ámbito educativo, así como para propiciar un mayor conocimiento de la problemática de éstas enfermedades entre el personal docente.

¿Qué estrategias se están llevando actualmente para dar a conocer las ER a la comunidad educativa? / ¿Cómo perciben los niños estas estrategias?

Se están llevando a cabo los proyectos educativos que se expusieron en la jornada, y además existe una plataforma de formación al voluntariado o personal docente encargado de desarrollar el proyecto en cada centro.

También existe una guía de necesidades educativas especiales en la que se encuentran las enfermedades raras.

Los niños perciben las estrategias positivamente, ya que aprenden y se sensibilizan de una realidad presente en su entorno, a través del juego y dinámicas adaptadas a su edad.

En su ponencia nos habló del proyecto “Asume un reto poco frecuente”. ¿Podría recordarnos en qué consiste? ¿Está dirigido a alguna población escolar en general? (primaria, secundaria). ¿Quiénes pueden llevar a cabo este proyecto?

Como ya comenté, es un proyecto dirigido al alumnado de 6º de primaria o de los primeros cursos de secundaria, a través del cual se conciencian de la problemática que supone estas enfermedades y proponen estrategias de acción para ayudar al colectivo.

¿Existe algún momento evolutivo más adecuado para sensibilizar a la población?

Toda la población en general es susceptible de sensibilizarse, siempre que las acciones a llevar a cabo para conseguir el objetivo sean las adecuadas a la edad de los participantes.

¿Qué consejos les darías a los profesionales que trabajan en el ámbito de la educación en relación a las enfermedades raras?

Que se impliquen en su profesión y vocación por educar a los niños con independencia de si tienen o no una discapacidad, que normalicen la situación de tener a un niño con una enfermedad rara en el aula y que sean sensibles y flexibles para dar respuesta a sus necesidades.